Rocky Mountain Internal medicine
Sigmoidoscopía

¿Qué es la sigmoidoscopía?
Una sigmoidoscopía es un procedimiento que se realiza para examinar la parte inferior del colon.

¿Quien debe someterse a este procedimiento?
Este procedimiento se realiza si el doctor sospecha o reconoce que el paciente tiene:

Pólipos colorrectales (pequeños crecimientos en las paredes del intestino o colon).
Un tumor en el colon o intestino.

Sangrado en los intestinos (conocido como sangrado gastrointestinal).
Ciertos tipos de colitis o inflamación del colon.
Una torsión en el intestino inferior que esta obstruyendo el intestino o causando dolor.
Este procedimiento también es para la prevención de cáncer de colon en pacientes saludables comenzando a los 50 años de edad. Se puede realizar antes de los 50 años de edad si la persona tiene factores de riesgo, tales como antecedentes en la familia de cáncer de colon.

¿Cómo se realiza este procedimiento?

Antes del procedimiento, el intestino debe ser eliminado de sólidos para permitir una mejor visualización. Si aún se encuentran muchas heces en el colon sigmoide, el doctor no podrá ver dentro de las paredes del intestino. Se le pedira al paciente no comer 8 horas antes del procedimiento. Laxantes y un enema se recetan antes del procedimiento para el lavado del intestino. Si no se respetan las instrucciones, tal vez tenga que repetir el procedimiento.

Este procedimiento tarda alrededor de 15 a 20 minutos y se realiza en el consultorio. Al paciente se le podrá dar medicamento para ayudarlo/a a relajarse. Antes del procedimiento, el o la paciente se pondra una bata de hospital. El o ella se acostará en la mesa de examen en una posición especifica. Durante la prueba, un sigmoidoscopio se usará para permitir al doctor visualizar la parte interior del colon. La sigmoidoscopía usa un tubo especial, iluminado y con cámara en la punta.

Se lubrica el ano y se introduce el endoscopio a traves del recto. Esto será algo incómodo y puede causar la necesidad de defecar. Soplos de aire se emiten del tubo para ayudar a mantener el colon abierto, esto facilita la visualización del los tejidos.

Durante el procedimiento, el doctor podría:

Remover cualquier pólipo colorrectal.
Tomar una muestra del tejido para ser analizado en el laboratorio.
Enderecer el colon torcido.

¿Qué ocurre después del procedimiento?
La mayoría de la gente toleran el procedimiento y no tienen problemas. Puede ser incómodo, pero por lo regular no es doloroso. Sin embargo, después del procedimiento, la persona puede notar lo siguiente:

Flatulencias dolorosas.
Sangrado rectal, especialmente si obtuvieron muestras del tejido o si se le removieron pólipos.
Somnoliencia si la anestesia fue utilizada. En este caso el/la paciente debe ser llevado a casa por otra persona.

El doctor normalmente platicará con la persona después del procedimiento sobre lo que el o ella halló. Si muestras del tejido o pólipos son removidos, podría tomar días para obtener los resultados. Estos resultados serán discutidos en la cita de seguimiento.

¿Después, qué ocurre en casa?
Alguien debe llamar al consultorio si hay algun signo o problema después del procedimiento, como:

Aumento de molestia abdominal.
Fiebre y escalofrios.
Frecuentes deposiciones sangrientas.
Hinchazón severo e incapacidad para eliminar flatulencias.

Sí existe un pequeño riesgo de sangrado o infección. En casos raros, un pequeño orificio puede crearse en el intestino. Esto tal vez tenga que ser tratado con antibioticos o a veces con cirugía. También puede sufrir una reacción alérgica a medicamentos que se dan para la relajación.